jueves, 30 de diciembre de 2010

La semilla de la esperanza...

Esta semana se ha jurado su cargo el gobierno del nuevo President de la Generalitat de Catalunya, el honorable Sr. Artur Mas i Gavarró y entre ellos nos encontramos al Dr. Boi Ruiz, nuevo Conseller de Sanitat.

El Dr. Ruiz estudió en la Universitat de Barcelona y posteriormente se graduó en Gestión Hospitalaria por EADA y hasta esta semana, era el President de la Patronal Catalana de Sanitat – Unió Catalana d'Hospitals y por ello gran conocedor de la realidad sanitaria catalana. Igualmente durante estos últimos meses ha estado trabajando con la anterior Consellera de Sanitat, la Dra. Marina Geli, en el análisis del copagorja como medida para paliar el déficit presupuestario de sanidad.

Esta situación nos lleva a un mundo de “luces i sombras” ya que el President Mas no apuesta abiertamente por el copago, pero sí que le pasa en encargo al Conseller Ruiz el análisis de las medidas necesarias para mejorar el déficit sanitario catalán, como por ejemplo puede ser el uso de las enfermeras de enlace como “puerta de entrada al sistema”, que como sabemos fue la apuesta “estrella” del gobierno andaluz del Presidente Chaves y que desgraciadamente a día de hoy no está obteniendo los resultados esperados...

El Dr. Ruiz, por su parte, se ha mostrado abiertamente a favor de instaurar el copago como medida de control de acceso a los sistemas – manteniendo siempre la gratuidad de acceso al sistema para los pensionistas. El Dr. Ruiz cree que el sistema sanitario goza de una cierta 'sensación de gratuidad' y por ello ha reclamado en varias ocasiones que el paciente asuma "tasas de utilización de la sanidad".

Básicamente, Ruiz ha planteado que el enfermo pague por las comidas de los hospitales, el transporte sanitario o que haga frente a tasas por los medicamentos que se toma cuando se está ingresado. "No tiene sentido que los medicamentos que se toman en los hospitales no se paguen, y cuando se sale del hospital se pague un 40% del medicamento"

Creo que los siguientes meses van a permitir, por lo menos, el diálogo y la discusión de diferentes herramientas para el control del acceso sanitario, el copago o una nueva organización sanitaria con nuevos “roles” para pacientes, médicos y enfermeros, como principales actores del sistema de salud.

Como dice una famosa cita “todo debe de cambiar para poder seguir igual” y desde aquí espero poder aportar mi granito de arena.